¿Cuándo entra el espíritu en el cuerpo?

0
28
¿Cuándo entra el espíritu en el cuerpo?

Hasta ahora Dios aún no nos ha revelado el momento exacto en que un espíritu entra en el cuerpo de un futuro recién nacido. Algunos creen que ocurre en la concepción, algunos durante la gestación en el útero y algunos creen que ocurre al nacer con el primer aliento de vida. Según el Manual de instrucciones de la Iglesia, «Es un hecho que una criatura tiene vida antes de nacer; sin embargo, no hay revelación directa que indique en qué momento entra el espíritu en el cuerpo.» (Manual 2: Administración de la Iglesia).

Según el Presidente Russell M. Nelson:

«Esto no es asunto de cuando comienza la “vida en sí’, ni de cuando el espíritu “anima” al cuerpo. En la ciencia biológica, se sabe que la vida empieza cuando dos células embrionarias se unen y forman una sola célula, uniendo veintitrés cromosomas tanto del padre como de la madre. Esos cromosomas contienen miles de genes. En el admirable proceso de la combinación de los códigos genéticos, mediante los cuales se establecen todas las características básicas humanas de la persona que no ha nacido aun, se organiza un nuevo complejo de ADN (ácido desoxirribonucleico). Un medio continuo de crecimiento resulta en un nuevo ser humano. El comienzo de la vida no es un tema de discusión sino una realidad científica». (Russell M. Nelson, “La Reverencia por la vida”, Conferencia General Abril 1985)

Entonces, según el Presidente  Nelson y la biología, la vida comienza en la concepción; pero eso todavía no nos dice cuándo el espíritu entra en el cuerpo.

Como he dicho en otra artículo, se puede argumentar que el espíritu probablemente no entra en un embrión en desarrollo fertilizado hasta que al menos se ha implantado en el útero de la madre. No es raro que un embrión no se implante, por lo que sería ilógico que el espíritu ya se hubiera unido a él antes de que eso suceda. Además, durante el tiempo que transcurre entre la concepción y la implantación, los embriones aún no pueden considerarse como vida humana individualizada, ya que aún poseen el potencial de combinarse o dividirse. También es posible almacenar embriones en estado congelado, descongelarlos más tarde e implantarlos con éxito en el útero de la madre. ¿El espíritu ya ha entrado en un embrión que se almacena en un congelador? Lo dudo.

El hecho de que Jesucristo anunció su nacimiento a Nefi solo una noche antes del evento sugiere que el espíritu entra en el cuerpo al momento de nacer. (3 Nefi 1:13.) Pero, por supuesto, Cristo es un Dios y probablemente podría haber ido y venido de Su cuerpo en cualquier momento que quisiera.

Los líderes de la Iglesia anteriores han tenido sus propias opiniones sobre este asunto.

El presidente Brigham Young dijo que creía que «cuando la madre siente que la vida viene a su bebé, es el espíritu que ingresa al cuerpo» (Journal of Discourses, 17:143.) Es decir que los movimientos del bebé eran una manifestación de que el espíritu había entrado en el cuerpo del bebé.

El mensaje «El origen del hombre» emitido por la Primera Presidencia en 1909 decía: «El cuerpo del hombre entra en su existencia como un diminuto germen o embrión, que se convierte en un infante, y que en cierta etapa ha sido vivificado por el espíritu cuyo tabernáculo es; y que el niño, después de nacer, se desarrolla hasta ser un adulto. «. (James R. Clark, comp., Mensajes de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Salt Lake City: Bookcraft, 1970, 4: 205.) 

El élder Bruce R. McConkie, refiriéndose a “El origen del Hombre”, expresó su opinión de que el mensaje “parece confirmar el concepto de que el espíritu eterno entra en el cuerpo antes de un nacimiento normal y, por lo tanto, los niños nacidos muertos serán resucitados”. (Doctrina Mormona, 2a ed., Salt Lake City: Bookcraft, 1966, pág.768).

Otros líderes de la Iglesia han sugerido que un alma viviente no existe hasta que están presentes tres elementos esenciales: el cuerpo, el espíritu y el aliento de vida.

Es imposible responder con certeza a la pregunta de si los niños abortados y nacidos muertos resucitarán y pertenecerán a sus padres en el más allá. El élder Joseph Fielding Smith parece estar de acuerdo con el élder McConkie cuando escribió que “no hay información dada por revelación con respecto al estado de los niños nacidos muertos. Sin embargo, expresaré mi opinión personal de que debemos tener la esperanza de que estos pequeños reciban una resurrección y luego nos pertenezcan ”. (Doctrinas de salvación, 2: 280.)

Pero nadie ha dicho esto sobre los fetos abortados. La definición de aborto espontáneo es el parto de un feto muerto, antes de que sea viable, es decir, antes de que pudiera haber vivido por sí solo fuera del útero de la madre. Parece poco probable que Dios colocara un espíritu en un cuerpo que sabía que nunca llegaría a una etapa en la que pudiera vivir por sí solo. Pero entonces, ¿Quién soy yo para comprender la mente y la voluntad de Dios? Por supuesto, tanto si un bebé sufre un aborto espontáneo como si nace muerto, los efectos sobre la madre siguen siendo devastadoramente trágicos y emocionalmente perturbadores. Sufren casi lo mismo que si hubiera muerto uno de sus hijos vivos. A veces se sienten seguras de que el espíritu de su hijo estuvo con ellas durante el embarazo. 

En lo que respecta a los registros de la iglesia, si el nacimiento de un niño muerto ocurre después de que los padres están sellados en el templo, esos niños pueden ser identificados en el registro como nacidos en el convenio y la familia puede darle un nombre al niño que nació muerto e incluso realizar un servicio conmemorativo o una ceremonia en el sitio del entierro. Sin embargo, los abortos espontáneos generalmente no se registran en los registros del grupo familiar. (Manual 2: Administración de la Iglesia)

Si los niños nacidos muertos o abortados deben considerarse almas completas, José Smith enseñó la reconfortante doctrina de que el niño que es entregado a la muerte se levantará en la resurrección como un niño; y, señalando a la madre de un niño sin vida, le dijo: «Tendrás el gozo, el placer y la satisfacción de criar a este niño, después de su resurrección, hasta que alcance la estatura plena de su espíritu». Hay restitución, hay crecimiento, hay desarrollo, después de la resurrección de la muerte. Amo esta verdad. Habla mucho de felicidad, alegría y gratitud para mi alma. Gracias al Señor que nos ha revelado estos principios.» (Doctrina del Evangelio, 455-56)

Mi opinión personal es que el espíritu probablemente no ingrese al cuerpo al menos hasta algún tiempo después de que el feto haya madurado hasta un punto en el que pueda vivir fuera del cuerpo, tal vez cuando la madre sienta que el bebé se mueve por primera vez.


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.santosension.org/2020/09/cuando-entra-el-espiritu-en-el-cuerpo.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here