El Élder Uchtdorf dice que este himno puede servir como lema para nuestra época

0
51

En su discurso de la Conferencia General de octubre de 2020 , el élder Dieter F.Uchtdorf habló sobre uno de los contratiempos que enfrentaron los pioneros al enterrar los cimientos del templo por temor a la persecución:

Poco después de llegar al valle del Lago Salado, los Santos de los Últimos Días comenzaron a construir su templo sagrado. Sintieron que finalmente habían encontrado un lugar donde podían adorar a Dios en paz y ser libres de persecución.

Sin embargo, justo cuando los cimientos del templo estaban casi terminados, un ejército de soldados de los Estados Unidos se acercó para imponer por la fuerza a un nuevo gobernador.

Dado que los líderes de la Iglesia no sabían cuán hostil sería el ejército, Brigham Young ordenó a los santos que desalojaran y enterraran los cimientos del templo.

Estoy seguro de que algunos miembros de la Iglesia se preguntaron por qué se frustraban constantemente sus esfuerzos por edificar el Reino de Dios.

Al final, el peligro pasó y se excavaron e inspeccionaron los cimientos del templo. Fue entonces cuando los pioneros constructores descubrieron que algunas de las piedras de arenisca originales se habían agrietado, por lo cual resultaban inadecuadas como cimientos.

Por consiguiente, Brigham Young les pidió que repararan los cimientos para que de manera adecuada pudiesen sostener las paredes de granito del majestuoso Templo de Salt Lake. Por fin, los santos pudieron cantar el himno “Qué firmes cimientos” y saber que su santo templo se había construido sobre cimientos sólidos que durarían generaciones.

Esa base fue descubierta recientemente como parte de la renovación del Templo de Salt Lake y, de hecho, ha durado generaciones. En una nota a pie de página, el élder Uchtdorf señala «Las estrofas de este gran himno pueden servir como lema para nuestra época y, cuando escuchamos la letra con nuevos oídos, nos da una idea de los desafíos que enfrentamos» y luego incluye algunos versos del himno, incluidos algunos de los versos menos conocidos (cuatro, cinco y siete). Mientras leía estas letras en algunos de esos versos que no recuerdo haber cantado nunca en una banca de un centro de reuniones, vi paralelismos interesantes con nuestros desafíos actuales:

Tal vez estos tiempos nos permitan, como aquellos santos pioneros, ver dónde nuestro cimiento necesita reparación. En su devocional para BYU-Pathway Worldwide, la hermana Craig compartió este pensamiento:

Los cimientos del templo se están reforzando mediante el bombeo de un concreto especial para rellenar las grietas que puedan haber quedado durante la construcción original o que se hayan desarrollado a lo largo de los años. . . . Hay grietas en todas nuestras vidas, desafíos que quizás nadie más pueda ver. Estas grietas se pueden llenar al arrepentirnos, grietas que se pueden llenar porque Jesucristo expió cada uno de nuestros pecados y defectos, porque Su gracia puede sanarnos. En realidad, el arrepentimiento no se trata solo de arreglar grietas, sino de hacernos más fuertes y mejores de lo que éramos antes, al igual que el templo.

Fuente: www.ldsliving.com

Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.santosension.org/2020/10/el-elder-uchtdorf-dice-que-este-himno.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here