Élder Christofferson en el Seminario de Liderazgo Misional: El Espíritu da testimonio

0
21

En el cuarto capítulo de “Predicad Mi Evangelio”, enseñó el élder D. Todd Christofferson, los misioneros pueden hallar un “excelente tratado” sobre cómo reconocer los susurros del Espíritu Santo —y la absoluta necesidad de trabajar por el Espíritu.

“De forma simple y profunda, declara: ‘El poder del Espíritu Santo es esencial para la conversión’”.

En su discurso del 27 de junio en el Seminario de Liderazgo Misional 2020, el élder Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, declaró que la “autoridad de Dios, el espíritu de revelación y el espíritu de profecía” son cruciales en la prédica del evangelio.

“Primero, con respecto a la autoridad divina por la cual ustedes enseñan el evangelio de Jesucristo y testifican de Él, permítanme hacer hincapié en que ustedes y sus misioneros actúan bajo llaves apostólicas a fin de ayudar a cumplir la gran comisión que Jesús dio a Sus apóstoles antiguos y renovó en esta dispensación de ‘[predicar Su] evangelio a toda criatura que no lo haya recibido’” (Doctrina y Convenios 112:28).

A su vez, tanto el espíritu de revelación como el espíritu de profecía son manifestaciones del Espíritu Santo que da testimonio —el cual es esencial en la proclamación del evangelio.

Los misioneros necesitan familiarizarse ampliamente con las revelaciones centradas en Cristo que se encuentran en las escrituras a fin de poder enseñarlas con claridad y convicción, dijo el élder Christofferson.

El élder D. Todd Christofferson habla en el Seminario de Liderazgo Misional 2020 el 27 de junio de 2020.

El élder D. Todd Christofferson habla en el Seminario de Liderazgo Misional 2020 el 27 de junio de 2020.

El élder D. Todd Christofferson habla en el Seminario de Liderazgo Misional 2020 el 27 de junio de 2020. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

“Las dos horas de estudio de las escrituras programadas en el horario diario de los misioneros son esenciales para este propósito. Estas dos horas cada día son un regalo que probablemente solo disfrutarán durante su misión. Ayúdenlos a apreciar y aprovechar al máximo esa bendición. Conocer las escrituras es crucial para enseñar con el espíritu de revelación”.

El espíritu de revelación también es “el testimonio del Espíritu” que tiene el maestro de que lo que se enseña es verdadero. “En este sentido, los misioneros enseñan con el espíritu de revelación cuando enseñan principios del evangelio que el Espíritu les ha confirmado personalmente que son verdaderos”.

Finalmente, enseñar por el espíritu de revelación “significa abrir el camino para que el Espíritu Santo enseñe”, dijo el élder Christofferson.

“Con el espíritu de revelación, podemos decir junto con Pablo: ‘Y ni mi palabra ni mi predicación [son] con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no estuviese fundada en la sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios” (1 Corintios 2:4-5).

El espíritu de profecía y el espíritu de revelación, añadió él, son “manifestaciones compañeras” del Espíritu Santo que trabajan juntas a fin de brindar al misionero un poder de conversión al enseñar el evangelio.  “Pienso que el espíritu de revelación tiene que ver, principalmente, con la declaración de la verdad, y el espíritu de profecía, con la confirmación o testimonio de la verdad”.

El élder Christofferson dijo que el espíritu de profecía se centra en las enseñanzas de Jesucristo y la promesa de Su Expiación.

“Nuestras enseñanzas son profecías de bendiciones futuras para todos los que tengan fe en Cristo, se arrepientan, sean bautizados, reciban el Espíritu Santo y perseveren hasta el fin. Estas profecías concernientes a la salvación y la exaltación, atestiguadas por el Espíritu Santo y arraigadas en Cristo, son fundamentales para la fe y la conversión. 

“El Señor dice: ‘Sea por mi propia voz o por la voz de mis siervos, es lo mismo’” (Doctrina y Convenios 1:38).

El élder Christofferson hizo referencia a su reciente discurso en la conferencia general, en el que relató la experiencia de Jason M. Olson, un hombre que se unió a la Iglesia luego de recibir un testimonio del Espíritu Santo de que el Libro de Mormón era verdadero, el cual le cambió la vida. Esa revelación personal hizo que Jason tomara la decisión difícil de dejar la religión judía en la que se había criado para convertirse en un santo de los últimos días. Él experimentó una resistencia dolorosa. Sin embargo, no podía negar las verdades que el Espíritu Santo le había revelado respecto del Libro de Mormón y de Jesucristo.

Olson finalmente sirvió como capellán santo de los últimos días en la Marina de los EE. UU. y ahora es un oficial de la Marina especializado en áreas extranjeras.  Su “conocimiento perfecto de la veracidad del Libro de Mormón” le permitió ser bautizado y mantener una vida llena de actividad en la Iglesia con su esposa, Sara, y su joven familia.

El Libro de Mormón, fotografiado el sábado, 29 de diciembre de 2007.

El Libro de Mormón, fotografiado el sábado, 29 de diciembre de 2007.

El Libro de Mormón, fotografiado el sábado, 29 de diciembre de 2007. Credit: Brian Nicholson, Deseret News

“Permítanme resaltar el papel crucial del Libro de Mormón en esta historia, tal como en otros millones de historias desde que comenzó la Restauración”, dijo el élder Christofferson. “El Libro de Mormón es el instrumento de conversión del Señor. Cualquiera que lo lea con un corazón sincero y con verdadera intención, deseando y orando para saber si es verdadero, recibirá ese testimonio del Espíritu Santo. Luego de recibir ese testimonio, no puede haber duda alguna”.

El origen divino del Libro de Mormón, añadió, es “evidencia convincente” de que José Smith es un profeta de Dios, de que la Iglesia que él estableció es la Iglesia de Jesucristo y, lo que es más importante, de que Jesús es el Mesías, el Hijo Unigénito de Dios.

“Podríamos decir que, en realidad, no queremos que la gente se bautice sin un conocimiento de la veracidad del Libro de Mormón por miedo a que su conversión no esté profundamente arraigada y no sea duradera”.

La conversión de una persona es real solamente si está fundada sobre el testimonio del Espíritu Santo.

El Señor ha advertido a quienes son autorizados para usar Su nombre que lo hagan “solo conforme los guíe el Espíritu Santo”, dijo el élder Christofferson.

“En ocasiones, podemos fallar en mostrar una reverencia y cuidado apropiados por las cosas sagradas que se nos han confiado, incluidas las verdades del evangelio de Jesucristo, y debemos arrepentirnos de eso rápidamente”, dijo él. “Sin embargo, si estamos esforzándonos por enseñar estas cosas a todos los que todavía no las han recibido, tal como Él ha mandado, y oramos diligentemente por el Espíritu para que podamos actuar ‘por constreñimiento del Espíritu’, creo que el Señor está complacido y que Él oirá nuestras oraciones y nos otorgará Su Espíritu para que esté con nosotro


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.thechurchnews.com/es/2020/07/25/elder-christofferson-seminario-de-liderazgo-misional-el-espiritu-da-testimonio-8285

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here