Élder D. Todd Christofferson aclara su discurso de la Conferencia

0
67

El apóstol D. Todd Christofferson en su reciente discurso de la Conferencia General titulado «Sociedades sostenibles», enumeró los «nacimientos fuera del matrimonio» entre los «frutos amargos» de la revolución sexual. Él dijo: «Por ejemplo, una sociedad en la que el consentimiento individual es la única restricción a la actividad sexual es una sociedad en decadencia. El adulterio, la promiscuidad, los nacimientos fuera del matrimonio y el aborto electivo son solo algunos de los frutos amargos que se derivan de la continua revolución sexual. «

Muchos críticos se preguntaban si se podía clasificar a los bebés inocentes como «frutos amargos». El élder Christofferson ha aclarado sus comentarios en una nota al pie del texto de su discurso. Él escribió:

Al dar este ejemplo, me estoy refiriendo a las posibles consecuencias adversas para los niños como “frutos amargos” y no de los niños mismos. Todo hijo de Dios es valioso y toda vida tiene un valor inestimable sin importar las circunstancias de nacimiento.

El erudito y apologista Santo de los Últimos Días Dan Peterson señaló en una publicación de Patheos:

Uno de los muchos rasgos poco atractivos de nuestro actual discurso público degradado es el indecoroso entusiasmo con el que las facciones tribales escanean con entusiasmo las palabras de aquellos a quienes se opone su tribu, buscando ocasiones para ofenderse, expresar indignación y justificar la indignación. Demasiados tratan celosamente de demonizar a aquellos con quienes no están de acuerdo, de retratar a los que difieren de ellos como malvados y depravados. (La ironía de tal «otredad» es especialmente evidente en una era que se centra tanto en denunciar la discriminación y los prejuicios reales e imaginarios relacionados con el color de la piel, la etnia, el género y las preferencias sexuales; las diferencias de ideas, sin embargo, a menudo no se pueden tolerar en absoluto.)

Un ejemplo reciente de tal comportamiento, me parece claro, se puede encontrar en ciertas reacciones… a los comentarios hechos por el élder D. Todd Christofferson durante sesión del sábado por la tarde de la Conferencia General Semestral 190 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que acaba de concluir.

…Casi de inmediato, aunque ciertamente no los estaba buscando, comencé a ver aullidos de rabia, reclamos de profundo dolor personal, incluso a veces de victimización, y exclamaciones de furiosa desaprobación por parte de. . . bueno, de los sospechosos habituales.

Pretendían creer que el élder Christofferson estaba estigmatizando a los hijos de padres solteros; de hecho, para tomar prestado el término que alguna vez fue estándar para esa descendencia, llamándolos «bastardos». En el pasado, estos niños eran habitualmente marginados, excluidos, humillados y maltratados por algo que habían hecho sus padres, algo sobre lo que no tenían control y por lo que, por lo tanto, no se les podía culpar.

Nadie de quien yo tenga conocimiento quiere volver a esos días. Estoy bastante seguro de que el élder Christofferson no lo hace. Es un hombre considerado, de voz suave, compasivo y amable. Lo que dijo no puede interpretarse razonablemente como un llamado al maltrato de los niños nacidos de padres solteros. Simplemente no puede.

…Al lamentar los “nacimientos ilegítimos”, el élder Christofferson solo estaba expresando lo que la mayoría de la gente ya sabe y lo que han demostrado innumerables estudios científicos sociales. Pocos negarían que, en general, los nacimientos ilegítimos son fenómenos sociales desafortunados. No son un signo de una comunidad saludable. 


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.santosension.org/2020/10/elder-d-todd-christofferson-aclara-su.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here