Elogios que lastiman en vez de ayudar

0
187

Por  Danielle B. Wagner , Ldsliving.com

La intención detrás de un cumplido o elogio puede ser la mejor, pero a veces el mensaje que se envía puede no ser el enviado. Al momento de resaltar las características se pueden hacer expresiones que sin querer provocan incomodidad o disgusto.

Podemos observar los comentarios en cualquier selfie. Los cumplidos superficiales inundan Facebook, Pinterest e Instagram. Y muchos de estos comentarios alientan comportamientos que son ridículos, si no completamente peligrosos. Es tentador pensar que cualquier cumplido a una mujer es un buen cumplido. Pero ese no es el caso. Muchos cumplidos conllevan matices o un bagaje emocional del que ni siquiera nos damos cuenta. Estos cumplidos, aunque pretenden ser edificantes, en realidad pueden ser perjudiciales para el sentido de autoestima de una persona.

 

No hay una manera más sencilla de seguir el mandato de Cristo de elevar a otros que compartiendo palabras y pensamientos amables. Cada persona tiene sus propias inseguridades por las que luchan, y usted puede recordar el amor de Dios y los talentos o bendiciones que se les han otorgado al ser reconocido de ellos. Pero hay algunas cosas que podemos tener en cuenta al felicitar a los demás.

Debido a que nuestra cultura está tan saturada de cumplidos superficiales, la mayoría de nosotros los usamos como una fuerza de hábito, sin pensar. Si bien nunca deberíamos tener miedo de compartir una buena palabra sobre otra persona, pensar un poco más en nuestros cumplidos puede ser muy útil para comunicar lo que realmente queremos decir y ayudarnos a evitar mensajes peligrosos e involuntarios que tal vez no sepamos que estamos enviando.

Felicitaciones por el tamaño

En lugar de usar cumplidos que se centren en los resultados (es decir, la pérdida de peso, por ejemplo) y refuercen los comportamientos potencialmente peligrosos, debemos tratar de enmarcar nuestros cumplidos para centrarnos en la razón detrás de estos cambios deseables (es decir, ejercicio regular y una dieta saludable). En lugar de decir: «Te ves tan flaco. ¿Has perdido peso?», podríamos decir «Te ves tan en forma y feliz». Estos cambios sutiles aún dan el mensaje positivo de «te ves bien», pero también son más profundos; comunican que a usted le interesa y se preocupa por la felicidad y el bienestar de la otra persona, no solo por su apariencia.

Los cumplidos que se fijan en un solo atributo

Los cumplidos excesivos pueden hacer que alguien se sienta incompleto, sin mencionar que son extremadamente incómodos. Estos pensamientos se quedan cortos porque intentan definir a una persona basándose en un solo atributo. En lugar de caer en clichés, ¿por qué no intentar agregar un poco de creatividad a los cumplidos al reconocer algo nuevo y genuino sobre la persona que no había notado antes? Agregar algo de variedad a la conversación. Puede ser algo como: «No solo eres inteligente, también eres un cocinero increíble». Evite definir a la persona en sus cumplidos y hágales saber que son un paquete completo.

Felicitaciones que se comparan

En primer lugar, los cumplidos están destinados a construir a otros, no a degradarse a uno mismo. La verdad es que cuando decimos algo negativo sobre nosotros mismos, es probable que haya alguien en la sala luchando con el mismo problema. Y lo que estaríamos haciendo es recordarle sus inseguridades.

En segundo lugar, este tipo de cumplido hace que el destinatario se sienta culpable por cualquier hermosa cualidad o característica que se admire en ellos.

En tercer lugar, es súper incómodo, por que la persona elogiada podría tener dificultades para saber cómo responder o agradecer el elogio sin hacer sentir mal a la otra persona

Por último, hay muchos problemas con las comparaciones: se perpetúan a sí mismos y nunca terminan, comparan las cosas equivocadas, juzgan basándose en las apariencias, no en la realidad, comparan lo peor con lo mejor de los demás, crean envidia y orgullo, y se enfocan a menudo en cosas que no podemos cambiar, evitando que nos desarrollemos y trabajemos en las cosas que podemos cambiar. Como nuestra perspectiva.

Entonces, cada vez que tenga la intención de involucrarse en una conversación de cumplidos, reflexione y enfóquese en lo positivo porque la mejor manera de construir su propia imagen y su nivel de confianza es ayudar a construir la de los demás. Y recuerde que el éxito de otra persona no disminuye el suyo. Lo más importante, es recordar que somos amados por el Padre Celestial. Y Él estará agradecido de su amabilidad mientras eleva a otro a través de palabras reflexivas que tienen el poder de cambiar las perspectivas y recordarnos lo que más importa.

Traducido del articulo original en Ldsliving.com  


Fuente: http://noticias-pe.laiglesiadejesucristo.org/articulo/elogios-que-lastiman-en-vez-de-ayudar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here