La revelación inspiró ‘un patrón entrelazado de fortaleza’ que ahora sostiene la Iglesia durante el COVID-19, dice el élder Cook

0
105

Nota del editor: Esta es la quinta parte de una serie de consejos de los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles durante el brote de COVID-19. Lea el consejo del presidente M. Russell Ballard, el élder Jeffrey R. Holland, el élder Dieter F. Uchtdorf y el élder David A. Bednar.

A medida que el Señor ha acelerado Su obra en los últimos años, la revelación ha guiado la creación e implementación de nuevas iniciativas y directivas, dijo el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles. Esos esfuerzos inspirados ahora forman “un patrón entrelazado de fortaleza” que sostiene y apoya a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a medida que se enfrentan a la pandemia global del COVID-19.

“Cada uno de nosotros, en nuestras circunstancias actuales, puede tener un hogar que sea un santuario de fe”, dijo el élder Cook.  

El élder Cook, presidente del Consejo Ejecutivo del Sacerdocio y la Familia, habló con Church News por videoconferencia semanas después de que la Primera Presidencia suspendiera las reuniones, cerrara los templos y trasladara miles de misioneros a sus países de origen en respuesta a la crisis del coronavirus.

En todo el mundo, el COVID-19 ha causado enfermedad y muerte, sofocado economías, cerrado escuelas, impulsado órdenes gubernamentales y restringido las rutinas diarias. 

En medio de esta incertidumbre, los santos de los últimos días muestran optimismo y fortaleza a medida que adoran en sus hogares. “Estoy muy agradecido por lo que veo en los miembros de la Iglesia y su fidelidad”, dijo el élder Cook. “Mi corazón se llena de gratitud por la maravillosa forma en que están reaccionando en momentos estresantes — por la manera en que cuidan de otros, se mantienen el contacto con los demás por medio de la tecnología y se esfuerzan por prepararse a sí mismos para las bendiciones futuras”.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson (a la derecha), junto con el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary G. Cook, se despiden al final de un devocional que fue parte del recorrido de ministerio por Latinoamérica en Quito, Ecuador el lunes, 26 de agosto de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson (a la derecha), junto con el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary G. Cook, se despiden al final de un devocional que fue parte del recorrido de ministerio por Latinoamérica en Quito, Ecuador el lunes, 26 de agosto de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y su esposa, la hermana Wendy Nelson (a la derecha), junto con el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Mary G. Cook, se despiden al final de un devocional que fue parte del recorrido de ministerio por Latinoamérica en Quito, Ecuador el lunes, 26 de agosto de 2019. Credit: Ravell Call

“Este momento”, dijo él, “es fundamental y permitirá que, en el futuro, la Iglesia crezca, toque más vidas y lleve a cabo más que nunca la obra de salvación. Recordaremos esto como un momento fundamental de preparación y no solo como algo que tuvimos que soportar”.

Principios administrativos

En tiempos difíciles, los líderes santos de los últimos días se centran en la doctrina y ordenanzas sagradas que guían la administración de la Iglesia del Señor, explicó el élder Cook.  

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se enfoca en las responsabilidades divinamente asignadas de ayudar a los miembros a medida que progresan en la senda de los convenios hacia la vida eterna”, dijo el élder Cook, citando “Principios administrativos en tiempos difíciles”, un documento publicado por la Primera Presidencia el día16 de abril.

“Para ayudar a lograr este propósito divino”, según esa declaración, “la Iglesia y sus líderes proporcionan la autoridad y las llaves del sacerdocio, convenios y ordenanzas y guía profética. La Iglesia invita a todas las personas a venir a Jesucristo y obedecer fielmente Sus mandamientos”.

Las escrituras son claras respecto a que en esta dispensación muchos experimentarán tiempos desafiantes, según el documento. “Durante esas circunstancias difíciles, la Iglesia proclamará principios fundamentales y administrará las ordenanzas para bendecir a los hijos de nuestro Padre Celestial. No importa cuales sean la época o las circunstancias, ciertas cosas son esenciales en la Iglesia del Señor. Estas incluyen las doctrinas y ordenanzas sagradas”.

En tiempos de pandemia o de desastres naturales, la Iglesia responderá a las órdenes oficiales, tomando las acciones necesarias. “Siempre seremos buenos ciudadanos globales que honran, obedecen y sostienen la ley”, explicó el élder Cook. 

Además de nuestro compromiso de ser buenos ciudadanos, respetuosamente afirmamos que pueden extenderse adaptaciones razonables a todas las personas que profesan alguna fe mientras se esfuerzan por participar en los ritos fundamentales de dicha fe”.

Un ‘patrón entrelazado de fortaleza’

Por medio de líderes inspirados, el Señor preparó a Su Iglesia, tanto temporal como espiritualmente, para momentos cambiantes y desafiantes, dijo el élder Cook.

Las nuevas iniciativas y directivas que proporcionan el “patrón entrelazado de fortaleza” incluyen lo siguiente: mejorar la observancia del día de reposo, introducir enseñanzas del evangelio que emulen al Salvador, hacer cambios en los cuórums del Sacerdocio de Melquisedec, cambiar el programa de las maestras visitantes y los maestros orientadores por la ministración, expandir las responsabilidades de los cuórums de élderes y las Sociedades de Socorro, instituir un curso de estudio integrado, y desarrollar el programa Niños y Jóvenes.

A medida que el Señor ha acelerado Su obra en los últimos años, la revelación ha guiado la creación e implementación de nuevas iniciativas y directivas para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (gráfico en inglés).
A medida que el Señor ha acelerado Su obra en los últimos años, la revelación ha guiado la creación e implementación de nuevas iniciativas y directivas para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (gráfico en inglés).
A medida que el Señor ha acelerado Su obra en los últimos años, la revelación ha guiado la creación e implementación de nuevas iniciativas y directivas para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (gráfico en inglés). Credit: Intellectual Reserve, Inc.

La observancia del día de reposo: En 2015, los líderes de la Iglesia pidieron a los miembros en todo el mundo que elevaran su observancia del domingo. “Dijimos: ‘no es suficiente enviar a sus hijos a la Iglesia y esperar que la Iglesia les brinde todo su conocimiento espiritual’. Necesitan días de reposo donde reciban alimento espiritual en sus hogares.  Esos hogares deben ser santuarios de fe”, dijo el élder Cook.

Los esfuerzos de “Ven, sígueme” y “Enseñar a la manera del Salvador” también fortalecieron la enseñanza y el curso de estudio en el hogar, añadió.

La ministración: El cambio a la ministración movió a la Iglesia de un programa de orientación familiar y maestras visitantes “altamente reglamentado” a un “esfuerzo de ministración más flexible”. En una época en que los santos de los últimos días ya no tienen la capacidad de entrar realmente en los hogares de los miembros del barrio y la comunidad, están preparados para “velar por ellos de manera atenta y brindarles amor”.

“Nuestra ministración es muy necesaria ahora que las personas están tan aisladas”, dijo el élder Cook, enfatizando que el cambio de las visitas mensuales a un servicio a la manera de Cristo tiene “más significado ahora”. 

La distribución de responsabilidades: Fortalecer los cuórums del Sacerdocio de Melquisedec y las Sociedades de Socorro es otro cambio que revela una previsión inspirada, dijo él. Durante este tiempo de crisis, las responsabilidades importantes están “ampliamente distribuidas entre los líderes, y no recaen sobre el obispo solamente”. Esto “bendice a la Iglesia y a las personas de una forma maravillosa”.

El curso de estudio integrado: Hace tan solo unos años, los padres y sus hijos estudiaban un curso diferente. “Ahora todos estamos en la misma página”, dijo el élder Cook. “Las familias que están adorando juntas tienen exactamente el mismo curso de estudio. Esa es una bendición y un apoyo enorme para ellos”.

Niños y Jóvenes: Además del curso de estudio “Ven, sígueme”, el nuevo programa Niños y Jóvenes ayudará a los hombres y mujeres jóvenes a permanecer en la senda de los convenios, en especial durante este tiempo en el que no se están reuniendo de forma regular. El hogar tiene un papel importante en este enfoque “menos estructurado y más inspirado”, dijo él.

“Las familias pueden ayudar a los jóvenes a alcanzar las metas que han seleccionado”, dijo el élder Cook. “Ahora sería un buen momento, mientras las familias y los jóvenes están pasando más tiempo juntos en casa”.

Meditar en estos esfuerzos inspirados y entrelazados revela las grandes bendiciones que provienen de ellos, añadió. Estos y otros cambios prepararon a los santos de los últimos días para “este tiempo especial en el que no podemos hacer lo que estamos acostumbrados a hacer”, dijo él.

Si bien en años futuros ocurrirán más cambios, el élder Cook dijo que el objetivo fundamental de todo lo que hace la Iglesia sigue siendo el mismo: fortalecer la fe de cada miembro de la Iglesia en el Padre Celestial y Jesucristo, así como en Su Expiación.

Herramientas inspiradas adicionales

El élder Cook mencionó dos herramientas inspiradas adicionales que están disponibles para los santos de los últimos días a medida que los individuos y las familias responden a la crisis del coronavirus — la serie de Videos del Libro de Mormón y la historia narrativa “Santos: La historia de la Iglesia de Jesucristo en los últimos días”.

Élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, hermana Mary G. Cook, terminan un recorrido por el recientemente renovado Templo de Oakland, California, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Oakland, California, el lunes 6 de mayo de 2019.
Élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, hermana Mary G. Cook, terminan un recorrido por el recientemente renovado Templo de Oakland, California, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Oakland, California, el lunes 6 de mayo de 2019.
Élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, hermana Mary G. Cook, terminan un recorrido por el recientemente renovado Templo de Oakland, California, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Oakland, California, el lunes 6 de mayo de 2019. Credit: Kristin Murphy, Deseret News

Videos del Libro de Mormón: Estos videos maravillosos se han brindado a los miembros en esta época particular. El élder Cook señaló que, en los últimos meses, a él y su esposa, la hermana Mary Cook, les ha encantado mirar los videos como parte de su estudio del Libro de Mormón. Luego de una vida de leer y estudiar el Libro de Mormón, están descubriendo nuevos sentimientos y perspectivas espirituales por medio de los videos.

Los videos fueron creados por miembros con una habilidad y sensibilidad excepcionales, así como una profunda comprensión de nuestra doctrina. “Ellos se han asegurado de que cada escena esté de acuerdo con las escrituras”.

“Santos”: El élder Cook señaló que, durante este tiempo en el que hay mucho que no podemos hacer, muchos miembros de la Iglesia están leyendo los primeros dos tomos de “Santos”. La exhaustiva historia se escribió utilizando la extensa investigación y documentación disponible en nuestra época, dijo él.

“El proyecto de los Escritos de José Smith nos ha permitido tener detalles precisos y gran confianza en el profeta José y la historia de los primeros días de la Iglesia”, dijo él.

El recientemente publicado tomo II detalla un período pionero de persecución y desafíos — una época no tan diferente, en términos de los desafíos que experimentamos hoy, dijo él. Por ejemplo, durante la llamada Guerra de Utah en 1858, los miembros se habían dispersado a lo largo de los valles del sur de Utah. “Al regresar los santos [al valle de Salt Lake] …, hallaron que sus hogares, granjas y edificios públicos estaban muy desordenados. Muchos barrios habían dejado de funcionar. La mayoría de las Sociedades de Socorro y las Escuelas Dominicales se habían disuelto por completo”. Ese mismo año, una crisis financiera paralizó la economía. “Decenas de miles de personas habían perdido sus empleos en los Estados Unidos, Canadá y Europa” (“Santos: Ninguna mano impía”, págs. 284-285).

“Recordaremos esto como un momento fundamental de preparación y no solo como algo que tuvimos que soportar”.

Los primeros miembros de la Iglesia soportaron desafíos que son, de muchas maneras, “mucho más difíciles de lo que estamos enfrentando en este momento”, dijo él. “Comprender que personas fieles y rectas han experimentado dificultades y desafíos increíbles debería darnos el valor y la fe de que podemos pasar por tiempos difíciles y ser bendecidos — y, al mismo tiempo, bendecir a otros”.

‘Valor para avanzar’

El élder Cook dijo que, en ocasiones, los líderes de más antigüedad de la Iglesia conversan sobre lo que “nos impide despertar ante Dios”. A veces, llegan a la conclusión de que es ser vencidos por el mundo o el hombre natural, o debido al desconocimiento del evangelio, dijo él. Otras veces, es un sentimiento de autonomía o el sentimiento opuesto de desesperanza o inutilidad. A veces, es la transgresión.

Muchas veces, es “la inhabilidad de reconocer que la Expiación [del Salvador] vence la injusticia de la vida y las malas decisiones de quienes ejercen su albedrío y hacen daño a otras personas”, dijo él. “Ahora, la mayoría de nosotros estamos pasando un tiempo considerable en casa y tenemos la oportunidad de pensar en despertar ante Dios. Quizás, los eventos recientes pueden ser un reloj de alarma espiritual que nos enfoque en lo más importante. Si es así, será una gran bendición en este momento el concentrarse en las cosas que podemos perfeccionar en nuestra vida y en cómo podemos bendecir la vida de los demás en tanto despertamos ante Dios y avanzamos por la senda de los convenios”.

El élder Quentin L. Cook saluda a santos de los últimos días reunidos en una capilla local al tiempo en que el volcán Taal continúa arrojando ceniza al sur de Manila, Filipinas.
El élder Quentin L. Cook saluda a santos de los últimos días reunidos en una capilla local al tiempo en que el volcán Taal continúa arrojando ceniza al sur de Manila, Filipinas.
El élder Quentin L. Cook saluda a santos de los últimos días reunidos en una capilla local al tiempo en que el volcán Taal continúa arrojando ceniza al sur de Manila, Filipinas. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

El élder Cook dijo que los ajustes que impactan la adoración de los santos de los últimos días son temporales. “En el debido tiempo, los templos abrirán y podremos reunirnos como congregaciones y continuar la obra de salvación. Todas las cosas necesarias para cumplir el plan del Señor continuarán y bendecirán a Su pueblo. Participaremos juntos con gozo de la misma manera que ha bendecido nuestra vida en el pasado.

“Testifico que tenemos un amoroso Padre Celestial y Su amado Hijo, Jesucristo, que nos dan diariamente la fortaleza y el valor para avanzar en tiempos difíciles”.


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.thechurchnews.com/es/2020/04/30/coronavirus-revelacion-elder-cook-ministrar-iglesia-centrada-en-el-hogar-6485

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here