Lo que aprendió el élder Rasband al estudiar los nombres de Cristo

0
72

Cuando el élder Ronald A. Rasband fue llamado al Cuórum de los Doce Apóstoles hace cinco años, el presidente Thomas S. Monson le hizo hincapié en que sería uno de los “testigos especiales del nombre de Cristo en todo el mundo” (Doctrina y Convenios 107:23).

“Quiero que sepan que no me tomé ese llamado a la ligera”, dijo el élder Rasband durante un discurso pregrabado para el devocional de BYU-Hawaii, transmitido el 20 de octubre.

Desde ese momento, ha estudiado minuciosamente las escrituras e identificado más de 200 nombres y títulos del Señor Jesucristo, “todo el tiempo enfocándome en su importancia en mi propia vida y la vida de todos los hijos de Dios”, dijo.

El estudio de los nombres de Cristo no está reservado para los apóstoles. Al hablar a los estudiantes de BYU-Hawaii, dijo: “Los animo a conocerlo no solo a través de Sus enseñanzas, Sus milagros y Sus parábolas, sino a conocerlo por Sus muchos nombres”.

El Libro de Mormón es un gran recurso en el estudio de los muchos nombres de Cristo. Nefi rinde tributo al Señor en el primer versículo del libro y el pueblo del rey Benjamín testificó de un gran cambio en sus corazones debido al “Espíritu del Señor Omnipotente” (Mosíah 5:2). Moroni exhortó a cada persona “a buscar a este Jesús de quien han escrito los profetas y apóstoles” (Éter 12:41).

Los animo a conocerlo no solo a través de Sus enseñanzas, Sus milagros y Sus parábolas, sino a conocerlo por Sus muchos nombres.

“Cuando buscamos a Jesús, como lo hicieron estos nefitas, recibimos un testimonio de Su divinidad, deseamos seguir Su ejemplo, reconocemos Su poder y Su misión de expiar por cada uno de nosotros, para que podamos tener la vida eterna”, dijo el élder Rasband.

Cristo está ahí para cada persona, ya sea que flaqueen o sigan adelante. “Él nos ama en nuestras horas más brillantes y más oscuras”, dijo el élder Rasband.

El relato del hermano de Jared demuestra la voluntad del Señor de dar luz tanto como corrección. Durante las calamidades de la Torre de Babel, el hermano de Jared acudió al Señor para su liberación. El Señor instruyó a los jareditas a viajar a una tierra prometida. Pero cuando llegaron a la orilla del mar, se volvieron complacientes y durante cuatro años, “no se había[n] acordado de invocar el nombre del Señor” (Éter 2:14).

Entonces, el Señor vino al hermano de Jared en una nube y lo reprendió durante tres horas.

“¿Descartó el Señor al hermano de Jared y buscó otro discípulo que mostrara obediencia y compromiso para ser guiado a la tierra prometida?”, preguntó el élder Rasband. “No. Tampoco nos abandona a nosotros cuando flaqueamos”.

El élder Ronald A. Rasband habla durante la transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020. El élder Ronald A. Rasband habla durante la transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020.
El élder Ronald A. Rasband habla durante la transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020. Credit: Captura de pantalla del devocional de BYU-Hawaii

El Señor instruyó al hermano de Jared a construir barcos para que su gente cruzara el océano hasta la tierra prometida, diciéndoles que hicieran agujeros en la parte superior e inferior para dejar entrar el aire. Cuando el hermano de Jared preguntó qué harían con respecto a la luz, el Señor preguntó: “¿Qué quieres que yo haga para que tengáis luz en vuestros barcos?” (Éter 2:23).

El hermano de Jared luego fundió 16 piedras pequeñas y le pidió al Señor que las tocara con Su dedo para que brillaran en la oscuridad. Cuando el Señor le concedió su petición, el velo se levantó y él vio el dedo del Señor y una visión de la historia completa del mundo.

“Nosotros, como los jareditas, estamos en un viaje a la tierra prometida, que es la exaltación con nuestro Padre Celestial y Su Hijo”, dijo el élder Rasband. “¿Sientes ese resplandor del evangelio en tu corazón y tocas a otros con tu conocimiento y testimonio seguros de que Jesucristo es ‘el gran Redentor’, la ‘luz de la verdad’, ‘la luz que debes sostener en alto’?”.

Cuando buscamos a Jesús … recibimos un testimonio de Su divinidad.

Esta misma luz estaba en la Arboleda Sagrada cuando José Smith tuvo la Primera Visión. Cuando José vio a dos personajes en una columna de luz, uno le habló por su nombre y señaló al otro, diciendo: “Este es mi Hijo Amado. ¡Escúchalo!” (José Smith—Historia 1:17).

“El nombre ‘Hijo Amado’ indica mucho sobre Jesucristo y el amor y la confianza que el Padre tiene en Su Primogénito”, dijo el élder Rasband. “Como parte del plan de felicidad del Padre, Jesucristo sería ‘la luz y el Redentor del mundo’” (Doctrina y Convenios 93:9).

Esta luz en la Arboleda Sagrada marcó el comienzo de la Restauración del evangelio. Durante la conferencia general de abril del 2020, el presidente Russell M. Nelson presentó “La Restauración de la plenitud del evangelio de Jesucristo: Una proclamación para el mundo en el bicentenario” —un documento inspirado, preparado por la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles.

El élder Rasband animó a cada persona a estudiar personalmente la Proclamación de la Restauración y a considerar memorizarla. “Muchas verdades importantes acerca de Jesucristo se aclaran y fortalecerán su testimonio y el de los demás a medida que … comparten lo que saben”, dijo él.

Lea más: El élder y la hermana Rasband dicen a los jóvenes adultos durante evento Cara a Cara: ‘Los necesitamos’

Al igual que los jareditas, todos hoy se enfrentarán a tempestades de desafíos, contratiempos y decepciones que los impulsarán hacia adelante en sus viajes a la tierra prometida. En lugar de ver solamente el furor del viento, el Señor ve progreso en el desarrollo personal y en los cambios de corazón.

“Podemos descender a las profundidades como lo hicieron los jareditas, pero el Señor nos hará subir, y aún mientras estemos allí, Él continuará brindándonos Su luz”, dijo el élder Rasband. “De las tormentas de la vida, nos convertimos en siervos fieles y eficaces de Jesucristo, capaces algún día de mandar a las montañas como lo hizo el hermano de Jared”.

Montañas de duda, el rechazo, la decepción y el dolor pueden abrumarnos. Pero se puede encontrar un fundamento seguro en Jesús, la “roca de nuestro Redentor” (Helamán 5:12).

Este mismo fundamento seguro se encuentra en el templo, en los hogares donde se invita al Espíritu del Señor, en la asistencia a la Iglesia, en el cumplimiento de las asignaciones ministrantes, en la participación de la Santa Cena y en la confianza en el Señor.

De las tormentas de la vida, nos convertimos en siervos fieles y eficaces de Jesucristo.

Cuando su nieto, Paxton, murió a la edad de 3 años, el élder Rasband y su familia sintieron la sanación que proviene de confiar en Dios en medio de las pruebas. Paxton había nacido con un trastorno genético poco común y tuvo muchos problemas de salud durante su corta vida, pero el Padre Celestial le enseñó a su familia muchas lecciones especiales y tiernas durante ese tiempo.

Como los jareditas, “estábamos en el agua con el viento y las olas, sin embargo, Él nos brindó Su luz, incluso en lo más profundo de nuestro dolor”, dijo el élder Rasband.

En honor a Paxton, la hermana del élder Rasband, Nancy Schindler, hizo una colcha con 26 nombres de Jesucristo —de la A a la Z. “La colcha me recuerda la gloriosa reunión familiar futura con Paxton que se hizo posible mediante el sufrimiento, sacrificio y Resurrección de nuestro Salvador”, dijo él.

El élder Rasband finalizó su discurso con la promesa de que “si estudian Sus muchos nombres, sentirán el amor del Señor en su vida y, en el proceso, llegarán a conocerlo por quién Él es …”.

El élder Ronald A. Rasband y la hermana Melanie Rasband. El élder Ronald A. Rasband y la hermana Melanie Rasband.
El élder Ronald A. Rasband y la hermana Melanie Rasband. Credit: Shannon Rasband Norton

La hermana Melanie Rasband, esposa del élder Rasband, también habló durante el devocional. Ella relató una experiencia que tuvo mientras ella y el élder Rasband habían viajado a Kailua, Hawái, en una asignación para una conferencia de estaca. Durante ese viaje, la hermana Rasband estaba caminando por la playa de su hotel cuando tropezó con la raíz de un árbol y cayó sobre una roca de lava.

“Me costó trabajo alistarme para unirme a mi esposo para una reunión ese día”, recordó ella durante sus comentarios en el devocional. “Mis muñecas estaban extremadamente adoloridas y tenía rasguños en las palmas de mis manos y en la rodilla y no estaba segura de si iba a poder ir”.

Cuando su transporte la llevó a una cena antes de la reunión, el presidente de estaca y otras personas la saludaron con gran compasión y se llamó a un médico. Ambas muñecas se habían torcido —afortunadamente no se habían quebrado— y rápidamente se puso a trabajar cuidando de sus rasguños y vendando sus muñecas para darles el apoyo que necesitaban.

La hermana Melanie Rasband habla durante una transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020.La hermana Melanie Rasband habla durante una transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020.
La hermana Melanie Rasband habla durante una transmisión del devocional de BYU-Hawaii el 20 de octubre del 2020. Credit: Captura de pantalla del devocional de BYU-Hawaii

“Esta fue una experiencia especialmente tierna para mí y una muy especial porque esa estaca … era la misma en la que había vivido de adolescente cuando mi padre sirvió en el ejército en Fort Shafter y vivíamos en Hawái”, dijo la hermana Rasband.

“Sentí que había llegado a casa con una familia amorosa que realmente se preocupaba por mí, espiritual, emocional y —especialmente esta vez, físicamente”.

Muchos estudiantes de BYU-Hawaii están lejos de casa, pero a través del evangelio, son parte de una familia de BYU. Al ser obedientes, fieles y deseosos de ayudar a los demás, el Espíritu Santo proporcionará guía sobre cómo cuidarse y ayudarse unos a otros con consuelo y cuidado, dijo ella.

“Mientras estén lejos de casa, que sean verdaderamente hermanos y hermanas al ayudarse mutuamente como lo haría el Señor al servir y ministrar unos a otros”.

Nombres y títulos de Cristo

Estos fueron enumerados por el élder Rasband como parte de su discurso durante el devocional:


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.thechurchnews.com/es/2020/10/25/elder-rasband-devocional-byu-hawaii-nombres-de-cristo-10476

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here