Memnet Lopez: Escoger confiar y esperar en el Señor

0
47

Nota del editor: Esta narración es parte de una serie de Church News titulada “Mujeres del convenio”, en la que las mujeres de la Iglesia hablan de sus experiencias personales con el poder del sacerdocio y comparten lo que han aprendido al seguir el consejo del presidente Russell M. Nelson de “trabajar con el Espíritu para comprender el poder de Dios, o sea, el poder del sacerdocio” (“Tesoros espirituales”, conferencia general de octubre de 2019).

A lo largo de mis años de membresía en la Iglesia, siempre me ha acechado un sentimiento de temor de que algún día pudiera perder mi fe. Y, debido a que temo perder mi fe, siempre he orado a Dios para que me ayude a mantenerme en la senda duradera de la fe en Cristo y en Su Expiación y para que me sostenga en medio de los poderosos vientos y tormentas de mi vida. Continúo orando para que Dios me sostenga en mi fe a fin de que, cuando las poderosas tormentas futuras me azoten, no sea movida ni conquistada por el adversario. 

Mi esfuerzo por escudriñar las escrituras y orar con frecuencia ha sido, por momentos, muy irregular. A menudo he sido inconsistente en la práctica, pero mi deseo de conectarme con Dios siempre ha permanecido fuerte, y me he dado cuenta de que, para alcanzar mi meta deseada, necesito tener autodisciplina. Y, debido a que tengo el deseo de perseverar, el estudio de las escrituras y la oración se han vuelto importantes y significativos para mí. 

Creo que fue el Espíritu quien me impulsaba en mi elección de perseverar. No todo aquello por lo que oro recibe una respuesta, pero estoy escogiendo confiar en Dios y esperar en Su sabiduría para responder los asuntos y preguntas más grandes por los cuales le pido.

Memnet Lopez, miembro de la mesa directiva general de la Sociedad de Socorro.

Memnet Lopez, miembro de la mesa directiva general de la Sociedad de Socorro.

Memnet Lopez, miembro de la mesa directiva general de la Sociedad de Socorro. Credit: Intellectual Reserve, Inc.

En muchas experiencias pequeñas, Dios me ha ayudado guiándome a lo que estoy buscando por medio de los susurros del Espíritu. Estos fuertes sentimientos o impresiones del Espíritu son ejemplos del poder del sacerdocio obrando en mi vida. Me ayudan a ver que Dios está al tanto de mis necesidades en mis momentos de desesperación y me brindan un testimonio fortalecedor del poder de Su sacerdocio en mi vida.  

Intentar sinceramente actuar y ser mejor cada día que pasa invita al poder del sacerdocio de Dios a mi vida.  Comprender el poder del sacerdocio me inspira a tener esperanza de que puedo cambiar lo que necesito cambiar en mi vida. El amor de Dios y Su Espíritu me motivan a mejorar y, a su vez, Dios ha destilado Su luz y conocimiento sobre mí poco a poco. Esta destilación de verdad que proviene de Dios por medio del Espíritu Santo es el poder del sacerdocio en acción. 

Me encanta la maravillosa verdad de que, como hija de Dios, tengo el derecho a recurrir al poder de Dios en mi vida —en cualquier momento y en cualquier lugar. Cuán sublime es aprender sobre las cosas de la eternidad y sobre el poder del sacerdocio de Dios que gobierna Sus innumerables creaciones. Es asombrosamente alucinante para mí.

Aunque Dios me ha hecho pasar múltiples veces por el fuego refinador en mi vida —y aún lo hace— aun así, quiero guardar mis convenios con Él, porque sé que hay un poder del sacerdocio innegable que fluye cuando honramos los convenios. Dios me ha hecho una persona más fuerte a medida que ejerzo fe inquebrantable y honro mis convenios en medio de las pruebas de mi vida. 

Me siento armada con poder del sacerdocio cada vez que estoy vestida con las ropas del Santo Sacerdocio en Su Santa Casa recibiendo enseñanza por medio de Su Santo Espíritu. Participar en la sesión de investidura me hace sentir que, por un momento, estoy transformándome en la hija de Dios que fui diseñada y destinada a ser. Me siento exaltada cuando estoy en el templo de Dios. Me siento santificada y llena de poder cuando hago la obra del templo por los muertos. Y la paz, el gozo, el amor y la serenidad que siento cuando estoy en el templo de Dios es el poder del sacerdocio manifestado ante mí en todo su majestuoso carácter sagrado.  

Memnet Lopez (al frente a la izquierda), durante una reunión de capacitación de liderazgo misional en marzo de 2014 mientras servía junto a su esposo, quien era presidente de la Misión Filipinas Bacolod.

Memnet Lopez (al frente a la izquierda), durante una reunión de capacitación de liderazgo misional en marzo de 2014 mientras servía junto a su esposo, quien era presidente de la Misión Filipinas Bacolod.

Memnet Lopez (al frente a la izquierda), durante una reunión de capacitación de liderazgo misional en marzo de 2014 mientras servía junto a su esposo, quien era presidente de la Misión Filipinas Bacolod. Credit: Cortesía de Memnet Lopez

Mi asistencia al templo me brinda poder de fortaleza espiritual, propósito divino y dirección inspirada para mi vida. La adoración en el templo me da poder para sobrellevar mis cargas. Y, aunque puede que mi asistencia al templo no haga que mis pruebas sean quitadas, mi capacidad de soportarlas con paciencia aumenta en gran manera. 

Este trayecto mortal no se trata tanto de encontrar alivio de las dificultades y el dolor, sino, más bien, de obtener la fortaleza y el valor para avanzar, seguir caminando y mantener el rumbo del viaje hacia Dios en el desierto de la vida. El valor y la fortaleza para seguir adelante son el poder del sacerdocio que me guía.   

A pesar de los comentarios insensibles y los juicios desagradables que he experimentado en mi vida, no me permito albergar un sentimiento de exclusión o marginalidad porque sé quién soy. Amo a mi Padre Celestial con todo mi corazón y con toda mi alma, y he llegado a saber que Él me ama y que yo le importo. Aprender sobre mi identidad, valor, propósito y deber divinos para con Dios es un proceso que trae el poder del sacerdocio a mi vida a medida que hago y guardo convenios sagrados. Esto, a su vez, me ayuda a progresar eternamente. Este conocimiento es un tesoro espiritual para mí y lo atesoro en el corazón.  


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.thechurchnews.com/es/2020/08/11/memnet-lopez-mujeres-sacerdocio-convenio-escoger-confiar-y-esperar-en-el-senor-8691

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here