Ser soltero durante el COVID-19: el élder Christofferson pide a miembros que ‘consideren lo que significa pertenecer’

0
158

Nota del editor: Esta es la sexta parte de una serie de consejos de los miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles durante el brote de COVID-19. Lea el consejo del presidente M. Russell Ballard, el élder Jeffrey R. Holland, el élder Dieter F. Uchtdorf, el élder David A. Bednar y el élder Quentin L. Cook.

La pandemia del COVID-19 ha creado “una gran temporada de oportunidades” para que los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días “mediten en el pertenecer”, dijo el élder D. Todd Christofferson.

Este es un tiempo que requiere “una consciencia constante sobre el bienestar de quienes los rodean”, dijo el miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles.

Esto incluye, en especial, a quienes están solteros o no tienen redes familiares tradicionales que los sostengan en este período de enfermedad y muerte, economías sofocadas y rutinas diarias que a menudo se ven alteradas.

Al hablar con Church News por videoconferencia semanas después de que la Primera Presidencia suspendiera las reuniones, cerrara los templos y trasladara a miles de misioneros a sus países de origen en respuesta a la pandemia del COVID-19, el élder Christofferson reflexionó en aquellos que luchan con los desafíos actuales en soledad.

“Hay mucho que podemos hacer los unos por los otros”, dijo él.

El élder D. Todd Christofferson le choca los cinco a una niña pequeña luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019.
El élder D. Todd Christofferson le choca los cinco a una niña pequeña luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019.
El élder D. Todd Christofferson le choca los cinco a una niña pequeña luego de la rededicación del Templo de Asunción Paraguay, el 3 de noviembre de 2019. Credit: Jason Swensen

A medida que la raza humana enfrenta el distanciamiento social, las restricciones de viajes y el acceso incierto a las necesidades de la vida y la seguridad financiera, las personas y las familias en todo el mundo comparten preocupaciones similares por su seguridad y bienestar, dijo él. “Todos nos preguntamos: ‘¿Voy a poder tener lo que necesito? … ¿Voy a poder tener acceso a la atención médica en caso de necesitarla?”.

Y los adultos solteros enfrentan desafíos adicionales, dijo él.

En el contexto de la Iglesia, puede que tengan menos acceso a las bendiciones del sacerdocio y a las ordenanzas, en particular la Santa Cena. Y tienen “un desafío mayor para afrontar el aislamiento”, añadió.

“En medio de todo esto, tenemos que ser más sensibles al aislamiento y a otros desafíos que enfrentan los adultos solteros más que la mayoría de nosotros — en especial los padres solteros, que llevan una carga tan enorme. Nos incumbe dar algo más de atención a crear un sentido de inclusión, a ser considerados sobre la ayuda que ellos puedan necesitar”. 

Pertenecer

La organización de la Iglesia del Señor ha proporcionado las Sociedades de Socorro y los cuórums del sacerdocio para velar y cuidar los unos de los otros — en tiempos buenos y difíciles, dijo el élder Christofferson.

“Consideren lo que significa pertenecer, cómo se siente. Hay mucho que podemos hacer los unos por los otros si tenemos un sentido de pertenencia y hermandad”.

Los momentos desafiantes como estos brindan oportunidades específicas en las que la Sociedad de Socorro y los cuórums del sacerdocio “pueden cumplir su propósito y brindar aquello por lo que fueron organizados”.

A pesar del distanciamiento social, los cuórums y las Sociedades de Socorro deberían buscar “interacciones creativas” para ayudar a sus miembros — incluidos los miembros solteros — a tener este sentido de pertenencia.

La revelación personal puede guiar estas interacciones, añadió.

Citando el discurso del presidente Nelson el domingo por la mañana de la última conferencia general, el élder Christofferson dijo que los esfuerzos deben ser “cada vez con mayor intención”.

“El presidente Nelson dijo: ‘Reitero mi súplica de que hagan lo que sea necesario para elevar su capacidad espiritual para recibir revelación personal’. Eso es poderoso”.

El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ríen durante una entrevista de los medios de comunicación en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ríen durante una entrevista de los medios de comunicación en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre de 2019.
El presidente Russell M. Nelson, de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ríen durante una entrevista de los medios de comunicación en Hanói, Vietnam, el domingo 17 de noviembre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Cuando el Señor describe la ley de consagración, Él habla sobre “[buscar] cada cual el bienestar de su prójimo” (Doctrina y Convenios 82:19), dijo el élder Christofferson. “Esa es la filosofía subyacente o el sentimiento que debe haber en un cuórum, en una Sociedad de Socorro y en una familia”.

Esa “consciencia constante sobre el bienestar del otro” representa una “llegada a Sion o el establecimiento de Sion”.

Eso es contrario a la cultura actual del mundo, donde existe una tendencia natural a mirar hacia uno mismo y preguntarse: “¿Qué hay de mí? ¿Qué necesito yo? ¿Cómo voy a ser feliz?”, dijo el élder Christofferson.

Mirar hacia afuera, hacia los demás, es el concepto detrás de la ministración, “que es más elevada y santa que simplemente cumplir una asignación o tachar una visita de nuestra lista”.

Él pidió a los santos de los últimos días que “nos reorientemos un poco más hacia los demás y hacia el bienestar los unos de los otros”.

Si bien los líderes pueden brindar algunas oportunidades para eso, también debe “ser algo que surja de nuestro interior sin una asignación”, añadió.

“Es una forma natural de vivir y pensar. Es una cuestión de crecer en nuestra consciencia sobre los demás”.

Los desafíos de la soledad

El élder Christofferson dijo que un aislamiento forzado puede llevar a la soledad y puede tener consecuencias negativas para la salud física y mental.

El apóstol brinda el siguiente consejo para los adultos solteros que se pregunten cómo lidiar con los desafíos de la soledad:

Servir: Mirar hacia los demás puede disminuir el aislamiento, dijo él. Busquen oportunidades comunitarias, algunas de las cuales se pueden encontrar en JustServe.org, el sitio web patrocinado por la Iglesia. “Hallen una forma de contribuir. Busquen una oportunidad de ayudar, de ser amables”.

Hay cosas que se pueden hacer en línea, o hay maneras de utilizar una mascarilla, guantes y demás equipamiento de protección con seguridad y ofrecer servicio comunitario, explicó él. Muchas personas de la comunidad de Utah, por ejemplo, están participando en el Project Protect (Proyecto Protección) y cosiendo mascarillas para los proveedores locales de atención médica que trabajan en primera línea.

Trabajar: “Si tienen la oportunidad de trabajar desde su hogar, háganlo”. Si el trabajo no es una opción por ahora, “planifiquen formas de impulsar su carrera”. Quizás pueden tomar cursos en línea.

“Una vez que las cosas abran nuevamente, estarán agradecidos por haberse tomado el tiempo, cuando tenían tiempo, de mirar opciones de carrera y de crecimiento profesional. Solo porque las cosas están en pausa de forma momentánea no significa que no podemos prepararnos para lo que podría ser en el futuro”.

Interactuar: Llamen a alguien, dijo él. Busquen formas “de interactuar como seres humanos, hermanos y hermanas”.

“Simplemente llamen para hablar. No necesitan tener un mensaje o pedido en particular, simplemente conversar”, dijo él.

Este es un tiempo que requiere “una consciencia constante del bienestar de quienes los rodean”.

Cumplan con la asignación de servir como hermano o hermana ministrante. Organicen un grupo de estudio en línea o encuentren uno del cual puedan participar. Sean creativos. “Encuentren cosas que sean edificantes y divertidas”.

Buscar oportunidades misionales y de historia familiar: En las circunstancias actuales, algunas personas pueden estar más abiertas que antes a pensar en la religión, dijo él. Compartan el evangelio con ellos. Ayuden a los misioneros de tiempo completo a encontrar personas para enseñar. Aprovechen el tiempo adicional para aprender sobre historia familiar y enseñen a otros a hacer lo mismo.

Lean: “Me imagino que todos tienen una lista de libros que quieren leer y todavía no han podido”, dijo él, mencionando que él disfruta de leer biografías. 

Busquen cosas que sean ennoblecedoras y les alimenten el alma. “Un poco de entretenimiento como condimento también es muy bueno”.

Ejercítense: “Esto es algo que le recomendaría a cualquier persona, pero en especial a alguien que está aislado. Den una caminata, ya sea adentro o afuera”.

Presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia, caminan en el Monumento conmemorativo del lugar de nacimiento de José Smith en Sharon, Vt., el sábado 19 de oct. de 2019.
Presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia, caminan en el Monumento conmemorativo del lugar de nacimiento de José Smith en Sharon, Vt., el sábado 19 de oct. de 2019.
Presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia, caminan en el Monumento conmemorativo del lugar de nacimiento de José Smith en Sharon, Vt., el sábado 19 de oct. de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

Desarróllense espiritualmente: Este es un momento clave para el desarrollo espiritual personal, para “deleitarse en las palabras de Cristo”, dijo el élder Christofferson.

“Tenemos un poco más de tiempo de tranquilidad”, dijo él. “Este es el momento para aprender a ‘escucharlo a Él’”.

El profeta ha pedido a los santos de los últimos días que desarrollen una mayor capacidad de reconocer y recibir revelación personal.

“Se requiere disciplina — y verdadera intención. Asuman la responsabilidad de ello. Tal como dijo Brigham Young, podemos ser ‘como la arcilla en las manos del alfarero’”.

Resistan: Para quienes están esperando para recibir la Santa Cena, asistir al templo o reunirse a menudo con otras personas, el élder Christofferson prometió que las situaciones actuales cambiarán. “No estaremos sin esas cosas para siempre”, dijo él.

‘Ninguno de nosotros está olvidado’

Durante la epidemia de gripe mundial de 1918, George Goates era un granjero que cultivaba remolachas azucareras en Lehi, Utah, dijo el élder Christofferson. Mientras George comenzaba una cosecha lenta y difícil, la gripe se llevó a cuatro miembros de su familia en el transcurso de seis días. Al final del terrible interludio para construir ataúdes, se dirigió de nuevo al campo de remolachas — pasando por los campos de su vecino que ya habían sido cosechados.

De camino a sus campos, vio varias carretas llenas de remolachas que los granjeros del vecindario dirigían hacia la fábrica. No fue sino hasta que George llegó a sus campos y los vio cosechados que se dio cuenta de que esas eran sus remolachas.

Mientras lloraba, “miró hacia el cielo y dijo: ‘Gracias, Padre, por los élderes de nuestro barrio’”.

Cada miembro de la Iglesia del Señor debería sentir que hay muchas personas que lo apoyan y están conscientes de él o ella incluso en asuntos no anticipados, dijo el élder Christofferson. 

A veces, los santos de los últimos días solteros sienten que “nadie los respalda”.

Pero, para el Señor, “ninguno de nosotros está olvidado”, añadió.

El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saludan a los participantes luego de un devocional en Worcester, Massachusetts, el domingo, 20 de octubre de 2019.
El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saludan a los participantes luego de un devocional en Worcester, Massachusetts, el domingo, 20 de octubre de 2019.
El presidente M. Russell Ballard, presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, saludan a los participantes luego de un devocional en Worcester, Massachusetts, el domingo, 20 de octubre de 2019. Credit: Jeffrey D. Allred, Deseret News

“Nadie puede decir: ‘El Señor no me está cuidando’. … Nadie puede decir eso”.

El élder Christofferson recordó una época de su vida en que un desafío continuo durante un período prolongado volvió su foco hacia el Señor.

La pandemia actual — o cualquier dificultad — puede “volvernos más hacia Él”, dijo el apóstol.

A cambio de ello, el Señor ha prometido paz a Sus hijos. “No saben cómo saldrá todo o qué pasará, ni cómo van a lograrlo, pero sucederá. Y pueden tener paz”.

Alma, al hablar a su hijo, Helamán, dijo: “Sé que quienes pongan su confianza en Dios serán sostenidos en sus tribulaciones, y sus dificultades y aflicciones, y serán enaltecidos en el postrer día” (Alma 36:3).

El élder Christofferson dijo que esas promesas también se aplican “al aquí y ahora”.

Ese también es su mensaje. “Dios los apoyará si recurren a Él. Nadie está excluido de esta promesa”.

Eso sostendrá a los santos de los últimos días en esta gran temporada de oportunidades a medida que sean conscientes de los demás y produzcan una cosecha de almas, incluida la suya. Ministrar junto al Salvador — y a Su manera — “ayudará a traer a todos, incluidos quienes están solos, con seguridad hacia Él”.


Los artículos de esta sección no son oficiales pero han sido tomados de una fuente confiable y acreditada. Para ver el artículo completo original, consulta la siguiente Fuente: https://www.thechurchnews.com/es/2020/05/11/coronavirus-miembros-solteros-elder-christofferson-familias-pertenecer-6685

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here